Back

Total

$5

eLibro LA BUENA NUEVA DE JESÚS, según San Marcos III PDF

Eliminar
$5
eLibro LA BUENA NUEVA DE JESÚS, según San Marcos III en PDF

Expresamos aquí nuestro reconocimiento a todas las personas que acogieron favorablemente nuestra obra precedente sobre el Evangelio de San Mateo y que tuvieron a bien manifestar su interés por este trabajo y la ayuda que el mismo les ha aportado en la comprensión del Evangelio. Agradecemos a los exégetas y a los teólogos que han querido hacernos llegar sus críticas, sus interrogantes o sus sugerencias. Todo ello ha servido para estimular nuestra reflexión en la elaboración de nuestro presente estudio sobre el evangelio de san Marcos.

Ante la cantidad de comentarios, monografías o artículos publicados en estos últimos años sobre el segundo evangelio, habríamos deseado pararnos aquí e invitar al lector a tomar entre sus manos el evangelio de san Marcos, a leerlo y releerlo hasta dejarse habitar por la Presencia que lo llena. Pero es esta misma Presencia la que nos empuja a hablar para que viva esta comunión de almas que el Espíritu no cesa de despertar en la iglesia. 
Somos conscientes de correr un riesgo: el de asfixiar la Palabra bajo nuestro propio discurso. Sabemos, en efecto, que “ofrecer a Jesús” significa siempre, de alguna manera, exponerse a traicionarlo. Pero también ello le permite a Él realizar su obra para que comencemos a conocerlo, pues, ante todo, es el mismo Padre quien nos ofrece a su Hijo. Lo que tenemos que decir no es nada nuevo: no es otra cosa que la novedad inagotable del Evangelio en los hombres y mujeres de hoy.

Contact Information

Additional Billing Information

Payment

Card
Bank Transfer
Visa Mastercard
CVC

Powered by
Recurrente

eLibro LA BUENA NUEVA DE JESÚS, según San Marcos III PDF

Eliminar
$5
eLibro LA BUENA NUEVA DE JESÚS, según San Marcos III en PDF

Expresamos aquí nuestro reconocimiento a todas las personas que acogieron favorablemente nuestra obra precedente sobre el Evangelio de San Mateo y que tuvieron a bien manifestar su interés por este trabajo y la ayuda que el mismo les ha aportado en la comprensión del Evangelio. Agradecemos a los exégetas y a los teólogos que han querido hacernos llegar sus críticas, sus interrogantes o sus sugerencias. Todo ello ha servido para estimular nuestra reflexión en la elaboración de nuestro presente estudio sobre el evangelio de san Marcos.

Ante la cantidad de comentarios, monografías o artículos publicados en estos últimos años sobre el segundo evangelio, habríamos deseado pararnos aquí e invitar al lector a tomar entre sus manos el evangelio de san Marcos, a leerlo y releerlo hasta dejarse habitar por la Presencia que lo llena. Pero es esta misma Presencia la que nos empuja a hablar para que viva esta comunión de almas que el Espíritu no cesa de despertar en la iglesia. 
Somos conscientes de correr un riesgo: el de asfixiar la Palabra bajo nuestro propio discurso. Sabemos, en efecto, que “ofrecer a Jesús” significa siempre, de alguna manera, exponerse a traicionarlo. Pero también ello le permite a Él realizar su obra para que comencemos a conocerlo, pues, ante todo, es el mismo Padre quien nos ofrece a su Hijo. Lo que tenemos que decir no es nada nuevo: no es otra cosa que la novedad inagotable del Evangelio en los hombres y mujeres de hoy.

Total

$5